PASTA CON CREMA DE ALCACHOFA Y PARMESANO

Principales beneficios de la alcachofa

  • Su parte comestible contiene inulina, un carbohidrato que facilita la digestión. La cinarina, presente en sus hojas, es una sustancia que ayuda a proteger y regenerar las células hepáticas.
  • Cuenta con diversos nutrientes, entre los que se encuentran las vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio hierro y carbohidratos.
  • Es famosa por sus propiedades digestivas, pues ayuda a regular problemas de estreñimiento, diarrea, acidez estomacal, vómitos y náuseas.
  • Contribuye a la eliminación del flujo de la bilis.
  • Es beneficiosa para la dieta, pues controla el apetito y provoca sensación de saciedad.
  • Reduce los niveles de colesterol malo y aumenta el bueno.
  • Tiene cualidades diuréticas, por lo que se recomienda su consumo para eliminar líquidos del cuerpo.
  • Restaura tejido hepático dañado, además depura los riñones.
  • Reduce la presión arterial.
  • Ayuda a evitar problemas de anemia.

Cómo sacarle el mayor provecho a la alcachofa

Las mejores alcachofas

Las partes comestibles de una alcachofa son las hojas y el corazón. No importa si son redondas o alargadas, busca las piezas que estén compactas, se sientan pesadas para su tamaño y tengan las hojas bien cerradas, carnosas y firmes; descarta aquellas que presenten manchas cafés o el tallo se sienta blando.

¿Son frescas?

Para comprobarlo dobla una hoja, ésta debe romperse sin dificultad y emitir un leve crujido.

Así se conservan

No les cortes el tallo pues protege al corazón contra la oxidación; envuélvelas en un trapo de cocina húmedo, ponlas en una bolsa de plástico y guárdalas en el cajón de las verduras del refrigerador; así duran hasta una semana.

Preparadas

Antes de cocerlas debes cortarles el tallo y frotar esa parte con un limón partido. Con unas tijeras corta las hojas externas maltratadas y las puntas duras.

La cocción

Método 1: de preferencia, ponlas en un recipiente de acero inoxidable o de vidrio resistente al calor (no se recomiendan las cacerolas de aluminio porque se hacen negras).

Vierte agua suficiente para cubrirlas y agrega 1/2 limón partido, 2 dientes de ajo (mejor si van machacados), 1/2 cucharada de sal, una hoja de laurel fresca y 3 pimientas gordas; tapa el recipiente y cocina, a fuego medio, de 20 a 30 minutos o hasta que las alcachofas estén tiernas.

Método 2: sumérgelas en agua hirviendo con sal o jugo de limón o un poco de vinagre durante 30 minutos.

Método 3: también las puedes cocinar al vapor.

A continuación una receta para que disfrutéis de la alcachofa.


PASTA CON CREMA DE ALCACHOFA Y PARMESANO

Ingredientes:

  • 200 g de pasta de colores
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • 1 lata de corazones de alcachofa
  • 2 dientes de ajo
  • ½ taza de crema espesa
  • ½ taza de queso parmesano
  • Sal al gusto

Instrucciones

  1. Cuece la pasta de acuerdo con las instrucciones del paquete. Escurre y agrega un chorrito de aceite de oliva para que se mantenga suave.
  2. Drena los corazones de alcachofa. Muele en la licuadora todos los ingredientes restantes.
  3. Incorpora a la pasta y sirve.

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
¡Hola! ;)
¿En qué podemos ayudarte?